domingo, 5 de julio de 2015

DIY. Cactus de Cartón


pigs-and-roses-cactus-carton-diy

Cierto es que la "Fiebre Cactus" está inundando cualquier lugar físico o cibernético del planeta, pero Gonzalo ha sido fan desde casi sus primeras palabras y sin conocimiento de moda alguno.

Ya confesé alguna vez que para mí no existía planta sin flor, y que los cactus no me gustaban ni un poco; pero están invadiendo nuestra casa ¡y algo se han ganado mis ojos para verlos más bonitos! Eso sumado a mi poca dicha con las plantas. Y éstas es que son duras como piedras, y hasta resisten mis cuidados ¡cómo para no apreciarlas!

pigs-and-roses-cactus-carton-diy

jueves, 2 de julio de 2015

DIY. The Very Hungry Caterpillar. Hama Beads


pigs-and-roses-diy-handmade-hama-beads-the-very-hungry-caterpillar-unicorn-wedding-groom-bride-unicornio-boda-novios

pigs-and-roses-diy-handmade-hama-beads-the-very-hungry-caterpillar-unicorn-wedding-groom-bride-unicornio-boda-novios

Por aquí un poco de nuestra experiencia con los "hama"; cierto es que en mi infancia los probé alguna vez, y que el enorme tarro de Ikea lo íbamos arrastrando mudanza a mudanza, con esperanza de algún día ponerlo en práctica ¡pero es cuestión de encender la plancha! ¡en esta casa cuesta! ¡Y MUCHO!

domingo, 28 de junio de 2015

DIY. Corona de Cartón de Huevos


pigs-and-roses-diy-tutorial-corona-carton-huevos-flores-crown-eggs-carton-flowers-handmade

Para el pasado San Juan quisimos fabricar algo para la abuela un poco más trabajado de lo que la paciencia de esta casa acostumbra. Ya sabéis que nunca tiramos cartones por si algo se nos ocurre pero lo cierto es que el de los huevos poco nos había cundido ¡hasta ahora!


jueves, 25 de junio de 2015

Despierta! Junio'15


pigs-and-roses-despierta-dealvarosanz-junio-2015

pigs-and-roses-despierta-dealvarosanz-junio-2015

En este Despierta! me dolió más que en otros marcar la hora en el despertador; regresamos de boda k.o. algo más tarde de las tres y pensar en despertar par de horas más tarde me sabía a pesadilla! Con cero confianza en que bajaría mi culo de la cama, arrastré hacia verde la alarma ¡y SURPRISE! taan encantada que me levanté! Eso sí, sintiendo el defraude, ni caminé, ni arranqué el coche. No pisé la playa, ni siquiera la calle! Después de una tarde-noche de zapatos torturosos de tacón, puse pies descalzos en césped y me estiré bien fuerte. La boda además de preciosa, había sido taan dura como corretear sin cesar tras nuestros dos pequeños. Había echado de menos mis tradicionales bailarinas y mi moño on the top.

Todas nuestras cosas estaban tiradas sobre la mesa y en mi locura por recoger todo lo que ven mis ojos, las recolecté para que ejercieran de modelo en mi sesión de fotos.